La actividad magnética solar continúa aumentando. En los últimos días se han producido erupciones y hay CME en dirección a nuestro planeta. Se espera un verdadero tren de tormentas solares.

Tormenta solar
Se espera que en los próximos días lleguen a la Tierra una serie de perturbaciones solares.

Lo sabemos bien, el máximo del ciclo solar está cada vez más cerca. De hecho, se espera para finales de este año y nuestra estrella nos proporciona pruebas continuas de ello.

De hecho, hace unos días las regiones activas AR3663 y AR3664 iluminaron el Sol con numerosas llamaradas, algunas también asociadas a eyecciones de masa coronal (CME). La primera, AR3663, está situada en el hemisferio norte del Sol y pronto se pondrá; la segunda está situada en el hemisferio sur, más o menos en el centro del disco solar.

Ha sido una semana realmente emocionante para el Sol

Se han observado llamaradas incluso de clase X, las más enérgicas. Las erupciones solaes se clasifican en cinco escalas de potencia. En orden creciente de potencia son A, B, C, M y X, y cada clase es diez veces más poderosa que la anterior. Por ejemplo, la clase X alcanza el increíble caudal de 10-4 W/m² y las incidencias pueden ser notables en la Tierra, ahora las repasaremos.

Durante este fin de semana la Tierra será alcanzada por el viento solar producido por estos fenómenos y la interacción del viento solar con nuestra magnetosfera traerá una serie de tormentas geomagnéticas, incluso de intensidad «grave» según el departamento de tiempo espacial de la NOAA.

También, en lo que respecta a las tormentas geomagnéticas, existe una clasificación en función de su intensidad que contiene 5 clases. Las menos intensas pertenecen a la clase G1, mientras que las más intensas pertenecen a la clase G5.

CME
Las partículas expulsadas de la superficie solar pueden llegar a la Tierra y provocar tormentas geomagnéticas intensas.

Tal y como hemos mencionado, la NOAA ha avisado de una tormenta geomagnética G4 para el día de mañana, que podría provocar problemas generalizados en el control del voltaje. De hecho, se avisa de que algunos sistema de protección serán desconectados para evitar errores en la red.

También advierte de problemas de seguimiento en naves espaciales y carga, que podrían derivar en problemas de orientación. La navegación por satélite podría verse afectada durante horas.

Por el momento la NOAA, acrónimo de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, pronostica posibles tormentas de nivel G3 durante el día de hoy, y tormentas de nivel G4 para el sábado 11.

La NOAA es una agencia científica y reguladora de EE. UU. que se ocupa de la previsión meteorológica, el seguimiento de las condiciones oceánicas y atmosféricas, pero va más allá. La agencia también participa en el campo de los programas de satélites meteorológicos, los estudios climáticos e incluso la meteorología espacial.

El Sol seguirá dando espectáculo: auroras incluso en latitudes más bajas de lo habitual

Durante un ciclo solar, que sabemos que tiene una duración media de aproximadamente 11 años, se producen aproximadamente 200 tormentas de clase G3, 100 tormentas de clase G4 y sólo 4 tormentas de clase G5 .

Por tanto, no son fenómenos muy frecuentes y, además de provocar la formación de auroras incluso en latitudes más bajas de lo normal, también pueden provocar numerosas perturbaciones tanto para los satélites que orbitan alrededor de nuestro planeta como para las infraestructuras presentes en la superficie.

De hecho, tal y como avisa la NOAA, una tormenta geomagnética de clase G4 puede provocar interrupciones en las comunicaciones con posibles apagones de radio, e incluso puede causar daños en las líneas eléctricas. También podría dejar fuera de servicio a los satélites, que ahora son muy importantes para diversas tecnologías que también utilizamos habitualmente. en la tierra.

Por lo tanto, sólo tenemos que esperar a que pase este tren de perturbaciones espaciales, esperando que los problemas sean pequeños y sólo transitorios.

  • https://sonic.streamingchilenos.com/8156/stream